+34 688 93 22 32 / +34 647 46 25 28 info@noha-do.com

Habitualmente estamos tan ocupados que nos olvidamos de quienes somos y lo que estamos haciendo.
Hay muchas personas qué afirman incluso olvidarse de respirar, suerte que es un proceso vital de nuestro cuerpo.
Nos acostumbramos a no mirar, incluso a quien amamos, de modo que solo los echamos de menos cuando ya se han ido y poco importa que no tengamos nada que hacer, porque el habernos desconectado de lo que sucede en nuestro interior, nos préstamos a encender el televisor o coger el teléfono móvil… Como si fuese posible de escapar de uno mismo.
En cómo superar los “obstáculos ” de la vida, no es una guía, de cómo vivir tu vida, porque todo se resume a ti.
Voy a compartir mi experiencia, y tal vez de algo de lo que leas te resuene o no, pero te ayude a ver un poco de luz, cuando solo vemos oscuridad.
¿Dónde comienza la enfermedad? o mejor dicho ¿porque enfermamos?
Hay muchos factores externos e internos que intervienen en ello, desde los genéticos, medioambientales, alimentación…
Pero hay dos muy importantes, el emocional y el energético.
Todos tenemos predisposición en sufrir enfermedades, pero el origen de muchas, es la bajada de nuestro sistema inmunológico.

Nuestras emociones, la tristeza, el miedo, un shock en un momento determinado de nuestras vidas, la ira… Son emociones que debilitan y nos bajan nuestro sistema inmune, haciendo bajar nuestra parte energética.

Y posteriormente enfermando nuestro cuerpo.
Habrá personas que dirán que un recién nacido aún no sabe lo que es la vida y enferman…
Pues bien, seguramente durante el embarazo sufriera en algún momento o la madre, no olvidemos que también hay un factor genético, como he comentado antes.
Pero si hay estudios que dicen que dependiendo de cómo nacemos, pasaremos unas enfermedades u otras.
Si piensas en algún momento que tuviste dolor lumbar, estoy segura que estarías pasando por una situación de miedos a temas económicos, o de pareja etc…
La gran mayoría de veces estas emociones negativas, patrones adquiridos lo tenemos en la parte inconsciente. No dejándonos o no queriendo ver la realidad.
Aún recuerdo cuando me inicié en mi primer nivel de Reiki, estaba pasando por una enfermedad y una pérdida, y cuando me pregunto mi maestra de Reiki, porque me había apuntado, le contesté;
Si me ayuda a mí a salir de donde estoy, tal vez, algún día pueda ayudar a los demás.
Y así fue como comenzó mi andadura por el mundo de las terapias.
Hoy en día hablar de reiki es normal y casi “una moda”, para los que hemos pasado por momentos muy duros, os puedo asegurar que no es una moda.
Reiki no te da lo que quieres, sino lo que necesitas para estar bien y si para ello tienes que liberarte de cosas o personas, eso sucederá tarde o temprano.
Te ayuda a encontrar tu camino e ir al motivo que desequilibra tu ser.
Aporta esa energía y ese cambio desde dentro.

S.P.

Bienvenida y gracias por visitar nuestro espacio, este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies